El ranurado nunca ha sido tan rápido, sencillo y preciso

¿Qué pasa cuando los anchos de las ranuras son irregulares o hay que lidiar con tornillos y plaquitas raras de una fresa de ranurado o utilizar una pieza de cuña para sacar las virutas encajadas del fondo de una pieza de trabajo ranurada? Si alguna vez ha tenido que pelear con plaquitas que se aflojan durante una operación de ranurado, siga leyendo.

Ranura

Estos son solo algunos de los problemas que los mecanizadores afrontan cuando intentan realizar ranuras y canales estrechos, pero gracias a la nueva fresa Kennametal Narrow Slotting (KNS) (fresa para ranurado estrecho de Kennametal) los días de “pesadilla ranurando” se han acabado.

Muchos usos, una solución

El ranurado es una tarea común en el mecanizado. Scott Etling, Director de Gestión Global de Producto de Fresado Intercambiable enumera muchas aplicaciones en las que destaca la KNS. Los fabricantes de automóviles pueden utilizar la nueva fresa para separar los colectores de escape fundidos y los componentes de la dirección. Los fabricantes de equipamiento pueden fresar de forma rentable las ranuras de fijación de soportes de árboles y cuellos de piezas. Las compañías de producción de energía y electrónica tienen ahora una forma más productiva de mecanizar chaveteros, añadir ranuras de disipadores térmicos o realizar horquillas y hacer canales para juntas tóricas. En pocas palabras, si hay que hacer ranuras, canales o cortes estrechos la KNS es la nueva solución ideal.

“Esta herramienta supone un punto de inflexión en muchas situaciones”, dice Etling. “Los clientes pueden montar una serie de fresas KNS en un portaherramientas llamado “gang milling” (fresado en grupo) para mecanizar varias ranuras a la vez o efectuar múltiples operaciones de tronzado. Esta herramienta también se puede utilizar para separar partes mecanizadas en 5 ejes o impresas en 3D de su base. Además, como los precios de la materia prima siguen aumentando, nuestros clientes quieren desechar el mínimo material posible y es aquí donde el uso de la fresa de ranurado más estrecha posible es beneficioso para reducir los desechos. Eso es lo que hace la KNS”.

Plaquitas

Lo que hay que tener
La KNS tiene un diseño en doble V para sujetar con seguridad la plaquita. La combinación de la colocación radial y axial no solo mejora la vida útil de la herramienta sino también la precisión de la pieza. Hay alojamiento para ranuras con anchos de 1,6 mm a 6,4 mm (de 0,063 pulgadas a 0,250 pulgadas). Las plaquitas están disponibles con filos de corte único o dobles y de acabado plano o de radio completo. La gama de diámetros de fresa va de 63 mm a 250 mm (de 2,5 pulgadas a 10 pulgadas) y dependiendo del tamaño del cuerpo está disponible el montaje en árbol o en plato (o ambos).

“Estamos muy contentos con el nuevo diseño”, añade Etling. “Es más robusto y más preciso que las soluciones de la competencia y además reduce los costos de herramienta. Los clientes pueden utilizar ambos extremos de una plaquita doble KNS en aplicaciones de ranurado superficial y a continuación pasar a una plaquita de un solo extremo si necesitan una profundidad adicional, lo que ofrece sin duda un valor añadido”.

heramientas

Un auténtico ganador

Estas características le dan ya una ventaja importante a Kennametal sobre sus competidores en el mercado del ranurado estrecho, pero las ventajas no acaban aquí. También está el metal duro.

Tim Marshall, Director Global Senior de Producto para fresado intercambiable, apunta que Kennametal ha mejorado recientemente de forma significativa en cuanto a tecnología de calidades y la KNS respalda estas mejoras.

“Con el programa KNS ofrecemos tres calidades de plaquita”, dice. “KCU25 y KCPM40 son calidades PVD multifase que proporcionan una estabilidad de filo y características de desgaste excelente en aceros, aceros inoxidables y aleaciones de alta temperatura incluso a velocidades y avances elevados. En cambio, la KCPK30 es una calidad con recubrimiento de CVD apropiada para fresado desbaste y el mecanizado general de aceros y fundición”.
Es importante que el metal duro sea bueno, pero también lo es la geometría de la plaquita. Gracias a una geometría de desprendimiento positivo y a la preparación especial del filo, las plaquitas KNS tienen un corte libre sin sacrificar la dureza del filo necesaria en la mayoría de las aplicaciones de ranurado. Es más, la geometría SGP facilita un flujo excelente de virutas rizando incluso los materiales más fibrosos formando ces (C) y nueves (9) ceñidos y de fácil evacuación. Esto quiere decir que usted puede volver a guardar la cuña y los ganchos caseros para virutas en su caja de herramientas.

Montaje Easy-X

La KNS es también fácil de usar. El diseño innovador y simétrico de la llave Easy-X permite dejar de escarbar en busca de tornillos y plaquitas caídas en la bandeja de virutas y ya no se extravían las cuñas ni las mordazas. Solo hay que meter la llave en el cuerpo de la fresa, darle un giro y la plaquita se sustituye con facilidad incluso en espacios reducidos. Cada cuerpo de fresa y cada llave están claramente marcados para que no haya posibilidad de dañar el cuerpo de la fresa por utilizar la herramienta equivocada.

Chaveteros

Por último, tenemos el diseño integral del núcleo que elimina la necesidad de anillos y arandelas y contribuye enormemente a la repetibilidad y precisión del sistema. Y gracias a que el núcleo tiene chaveteros duales las fresas se pueden intercalar en operaciones de fresado múltiple reduciendo así las fuerzas de corte y generando una acción de corte uniforme.

Estamos seguros de que esta es la mejor solución disponible para la mecanización de ranuras estrechas.

Más información: www.kennametal.com

Ver tambien:

Roscado con macho o fresado de roscas: ¿cuál conviene?

“S”, igual a Sólido

Comentarios de Facebook