EQUIPOS “SÚPER MULTITAREAS”: UN PASO MÁS EN LA INTEGRACIÓN DE PROCESOS METALMECÁNICOS

La integración de procesos en centros de mecanizado multitareas no es una novedad. Hace tiempo se utilizan buscando mejorar la productividad y flexibilidad en un solo equipo. El corrimiento de las fronteras se produce al incorporar tecnologías aditivas en los equipos de 5 ejes. La Serie Laser EX de Okuma Corporation ofrece sumar operaciones de aditivado, endurecimiento, recubrimientos superficiales, e incluso reparación de piezas a través de la incorporación de un cabezal láser en sus equipos.

Okuma LASER EX Trumpf Laser Photo

Los desafíos propuestos por la industria 4.0 y el ritmo del desarrollo tecnológico exigen un nivel cada vez mayor de flexibilidad y personalización en la producción de piezas. Esto ha instalado el desafío de desarrollar equipos tipo “todo-en-uno” que combinen múltiples operaciones y procesos para permitir la producción flexible de una mayor variedad de tipo y cantidades de piezas, y obviamente en el menor tiempo posible.

Okuma y Molinari S.A. (su representante en Argentina), presentan esta innovadora tecnología que denominan “equipos súper-multitareas”, que incorpora tecnología de manufactura aditiva láser a las tradicionales operaciones sustractivas (corte, fresado, rectificado, etc.) para obtener piezas finales en un solo equipo.

Equipos multitareas

Como muestra el gráfico anterior, esta línea de equipos permite intercalar operaciones de agregado de material a los procesos sustractivos tradicionales como es el caso del mecanizado. Y cuando se menciona el agregado de material, es en referencia a un cabezal láser de material metálico en polvo depositado sobre la pieza o material base (LMD, Laser Metal Deposition por su sigla en inglés) que permite procesos no solo de fabricación parcial o integral, si no de endurecimiento, recubrimientos superficiales e incluso de reparación de piezas como puede ser el caso de una matriz mediante este tipo de operación.

Mecanizado multimaterial

mecanizo materiales

De esta manera se mejora drásticamente los tiempos de producción, eliminando 3 factores clave que afectan el rendimiento del proceso productivo: los tiempos de set up, los desperdicios de materia prima y el descarte de piezas defectuosas. Por otro lado, el endurecimiento en la propia máquina es más rápido y con una deformación menor que el tratamiento de calor convencional, lo que permite niveles de precisión y rendimiento drásticamente mayores.

Las boquillas de aditivado depositan el material en polvo que es unido al material base a través del laser mediante el método de fusión. Este sistema permite la combinación de materiales o fabricaciones multicapa integrando diversos componentes como: acero inoxidables, aleaciones basadas en níquel (Inconel® 625, 718), compuestos de carbono-tungsteno, aleaciones de titanio, aleaciones tipo Stellite®, aleacionesde aluminio, entre otras.

CNC proceso mecanizado

Torneado de piezas

El mismo control CNC que utiliza el equipo para el control de las condiciones de mecanizado, permite un control infinitamente variable de los diámetros de punto del láser (ø0.4 a 8.5 mm), aspecto fundamental según el tipo de aplicación que se esté realizando. Por otro lado los cabezales son intercambiables también en relación al resultado buscado, pudiendo optimizar la tarea según el nivel de precisión o de eficiencia necesarios. Se pueden lograr capas en un rango de espesor de 0,2 a 1 mm  y utilizando potencias de láser entre 1 y 4 kW. El equipo láser es escalable, ya que pueden conectarse hasta 6 máquinas desde el mismo equipo.

Con el tiempo, la Tecnología Aditiva se integrará a los conceptos actuales de trabajo a nivel productivo, de este modo es natural pensar en equipos híbridos capaces de combinar y potenciar las ventajas de ambas tecnologías.

Más información : www.molinari.com.ar