FIMAQH 2018 MOSTRÓ BUENAS PERSPECTIVAS PARA LA INDUSTRIA PRODUCTIVA

La feria más importante del sector de tecnologías para la producción, recibió visitas de profesionales y empresarios de todo el país y de la región, así como de delegaciones provenientes de Estados Unidos, Europa y Asia. Sumando la presencia de estudiantes, docentes y público general alcanzó la cifra récord de más de 40.000 asistentes. La tecnología y la innovación, fueron los protagonistas de esta nueva edición.

apertura fimaqh 2018

“Estamos en el rumbo correcto para insertar a Argentina en el mundo”, fueron las palabras del Secretario de Industria, Fernando Grasso, durante el acto inaugural de la nueva edición de la Feria Internacional de la Máquina Herramienta y Tecnologías para la Producción, FIMAQH 2018. El evento, realizado entre el 15 y el 19 de mayo en Tecnópolis, contó con la participación de 262 expositores nacionales e internacionales, y batió su propio récord de asistencia al superar ampliamente los 35.000 visitantes de la edición anterior. Nuevamente, fue un punto de encuentro para empresarios, profesionales, estudiantes y docentes de todo el país; así como para delegaciones provenientes de Estados Unidos, Europa y Asia. De acuerdo a los organizadores, hubo un 80% más de volumen de negocios con respecto a 2016, lo que permitió iniciar inversiones por 180 millones de dólares. Los focos, por supuesto, estuvieron puestos nuevamente en la innovación y en lo último en tecnología industrial.

Cambios y competitividad

Las empresas Molinari, AMS y Göttert, expositoras de la feria y socias de CARMAHE, organizaron un encuentro para los empresarios, en el cual invitaron a participar al economista Dante Sica. Durante su intervención, el analista dio una mirada positiva sobre la intención del Gobierno de llevar adelante un programa de reformas más estructurales que traten, de alguna manera, “de vencer los obstáculos que impidieron la mejora de la competitividad de la economía argentina en los últimos 30 años”.

Ilustración fimaqh 2018

Sica sostuvo que, siguiendo esta tendencia actual, en tres o cuatro años más se alcanzará el equilibrio macroeconómico. Por eso, reflexionó y puso especial énfasis en los próximos desafíos que deberá afrontar el mundo empresarial.

“Estamos entrando en una etapa que a nivel internacional está cambiando las bases y los sistemas de producción, donde la automatización y digitalización son cada vez más fuerte”, indicó y añadió: “Las empresas tienen que preparase para enfrentar los desafíos del cambio tecnológico que el sector industrial lleva adelante, pero también deben alistarse para competir en un entorno más competitivo”.

Comentarios de Facebook