“Industria 4.0: Fabricando el Futuro”, un análisis sobre la actual transformación digital

El Instituto para la Integración de América Latina y el Caribe (INTAL) del sector Integración y Comercio del Banco Interamericano de Desarrollo (BID) y la Unión Industrial Argentina (UIA) presentaron un estudio que analiza de manera exhaustiva las implicancias de la trasformación digital en la industria argentina, el comercio y las cadenas globales de valor.

Fabricando futuro

“La Cuarta Revolución Industrial que comienza a irrumpir en el escenario de América Latina, convive con transiciones ambiguas y no pocas veces contradictorias”, reza la primera frase del libro “Industria 4.0: Fabricando el Futuro”, una investigación desarrollada en conjunto entre el INTAL, el BID y la UIA. El trabajo, escrito y presentado por Ana Inés Basco, Gustavo Béliz, Diego Coatz y Paula Garnero, tuvo como objetivo analizar de manera exhaustiva las implicancias de la trasformación digital en la industria argentina, el comercio y las cadenas globales de valor.

Durante la presentación del libro, a comienzos de agosto, el presidente de la UIA, Miguel Acevedo, destacó el rol de los diferentes segmentos de la economía en la revolución 4.0: “Todos los sectores dinamizamos la economía del país y las tecnologías nos pueden servir para agregar valor en todas las áreas. Para hacer crecer al campo, la industria y los servicios, es necesario que abracemos la innovación no sólo como consumidores sino también como productores”.

Gustavo Béliz, director del INTALBID y coautor del libro, analizó la importancia que puede tener para la Argentina el desarrollo de una economía digital. Al recordar la experiencia de los países que en los últimos años desarrollaron estrategias de inteligencia artificial, subrayó la importancia de que los estados asuman una actitud deliberada y estratégica frente a este tema.

“La revolución 4.0 necesita una institucionalidad 4.0 y un pacto social tecnológico que convoque a todos los actores y que tenga en cuenta la historia y las visiones de desarrollo del país. También, requiere de una tecno diplomacia para construir otros modos de relación entre los países”, señaló.

¿ESTAMOS PREPARADOS?

Según una encuesta realizada por la consultora BCG (Boston Consulting Group) entre compañías industriales de la Argentina, el 22% de los ejecutivos afirma que su empresa no está preparada aún para iniciar el camino hacia la transformación digital. En particular, el 70% identifica a la falta de personal capacitado como la principal limitante para emprender este proceso y el 64% reconoce también una fuerte resistencia al cambio y a la innovación como otra de las limitaciones para la incorporación de estas tecnologías.

“Industria 4.0. Fabricando el Futuro” reúne también artículos de especialistas como Bernardo Kosacoff, Fernando Peirano, Graciela Ciccia, Martín Rapetti, Joao Carlos Ferraz y Sergio Drucaroff. Además de las experiencias de las empresas Tenaris y Sinteplast, el libro analiza la transformación tecnológica que se está produciendo en el sector automotriz y las políticas públicas de fomento a la industria 4.0 que se están adoptando en Alemania y México, que podrían ser inspiradoras para la Argentina

Desafíos y oportunidades

De acuerdo a esta publicación, la Revolución 4.0 es visualizada como “una oportunidad para que la industria recupere su liderazgo como motor del desarrollo”. Para ello, es necesario formular una nueva síntesis entre los tres pilares de la estructura económica nacional: los recursos naturales, la capacidad del sector industrial y las capacidades del sistema científico tecnológico.

En este sentido, se identifica el enorme potencial de la biotecnología para transformar la industria, incluso a los sectores más competitivos y para potenciar los procesos de innovación. Sin embargo, para incentivar la inversión es necesario un entorno macroeconómico estable, que limite la volatilidad y reduzca la incertidumbre; una tasa de inflación previsible y baja, cuentas públicas y externas dentro de trayectorias sostenibles.

Fabricando fututo 1

Orientar el financiamiento crediticio hacia el segmento de las PyMEs industriales es otra de las claves propuestas por el estudio para evitar la profundización de la tendencia global de concentración del progreso tecnológico en pocas empresas de gran tamaño. En particular, en el caso de la robótica, se ha mostrado que su adopción exige importantes niveles de inversión y habilidades, lo que limita el acceso por parte de las empresas medianas y chicas.

Por último, el texto destaca que la Argentina tiene “indicadores positivos” vinculados a penetración de Internet, inversión en ciencia y tecnología, número de patentes y e-commerce en comparación con otros países de Latinoamérica. “Sobre esta base –indican los autores- se puede aprovechar su posición relativa para reconvertir su matriz productiva en una industria 4.0”.

ecomendamos consultar el informe
completo a través del siguiente link:
https://publications.iadb.org/handle/11319/9015

Más información: www.iadb.org

Ver tambien:

La producción del futuro… es hoy

Diez empleos que impulsarán los productos del futuro

Comentarios de Facebook