INSPECCIÓN ÓPTICA DE LA SUPERFICIE: GARANTÍA DE CALIDAD Y EFICIENCIA EN TODO EL PROCESO DE PRODUCCIÓN

La calidad de la superficie de un producto, especialmente en la industria automotriz, es un criterio importante para los clientes, que siempre está asociado con la calidad y el valor de todo el vehículo. La detección temprana y la clasificación objetiva de los defectos a través de un sistema de inspección de superficies de alta precisión, abre nuevas perspectivas en el aseguramiento de la calidad.

Abis-II

La superficie de las piezas corre riesgos. Incluso las mínimas interrupciones inevitables en las primeras etapas del proceso de producción (prensado y carrozado) -previo al pintado- pueden causar imperfecciones como abolladuras, golpes o marcas de hundimientos que son imperceptibles, a simple vista, cuando no están pintadas. Sin embargo, en una superficie de pintura brillante, incluso las irregularidades más pequeñas son claramente visibles con la incidencia adecuada de luz y representan una reducción de la calidad que solo puede remediarse con medidas correctivas costosas.

 

Detección temprana de defectos para ahorrar costos y lograr un producción eficiente

El costo de corrección de los mencionados defectos, se incrementan dramáticamente a medida que avanzan en el ciclo de producción. Por lo tanto, el procesamiento posterior de los defectos que se propagan en el proceso, representa un factor clave en el incremento de personal, horas de trabajo y materias primas, que afecta significativamente la economía total del proceso de fabricación. Con los sistemas mencionados, los defectos de la superficie se pueden detectar directamente en la etapa del proceso en el que aparecen.

Abis
Ejemplo de sistema ABIS II (inline) integrado a la línea de producción.

Medición rápida y objetiva de todo tipo relevantes de defectos con sensores robustos

ZEISS, referente mundial en control óptico de la calidad, presenta ABIS II, un sistema de garantía de calidad para la detección confiable y la evaluación objetiva de abolladuras, golpes, marcas de hundimiento, ondulaciones, bordes de salida, constricciones y grietas en la producción de estampados de chapa metálica.

Uno de los aspectos más destacados de esta solución es su alta resistencia frente a las condiciones ambientales. Gracias a su extremadamente corto tiempo de exposición y a la capacidad de no ser afectado por las vibraciones, hacen a estos sensores ideales para su aplicación en entornos de producción, como por ejemplo próximos a la línea de prensado, brindando así, resultados altamente precisos.

El ABIS II, no solo permite detectar defectos relevantes para los acabados exteriores de la pieza. También ha demostrado ser muy confiable para detectar construcciones y grietas en las caras internas de las mismas.

PRINCIPALES VENTAJAS
DE ZEIS ABIS II

– Control de calidad preciso y eficiente
– Clasificación objetiva y documentada de la calidad de las superficies
– Fácil y rápida operación
– Procesos completamente automatiza-bles
– Reducción de rechazos y reclamos
– Reducción de costos por retrabajo
– Optimización sustentable del proceso de producción

 

Análisis continuo de la calidad de la superficie en toda la cadena de procesos

Muchos usuarios de la industria automotriz confían en un análisis de calidad de la superficie integrado en toda la cadena de procesos. Los componentes se prueban como una sola pieza (ET), como un conjunto (ZSB) y después del recubrimiento por inmersión catódica (KTL) con el mismo programa de medición para defectos de superficie relevantes, para identificar los que puedan afectar la etapa final de pintura de la superficie. El desarrollo de los defectos es documentado después de cada etapa del proceso, ya que la experiencia práctica demuestra que la relevancia de un defecto superficial puede incrementarse o disminuir luego de cada paso del proceso.

Por lo tanto, el desarrollo de un error se documenta después de cada paso del proceso, con la experiencia práctica de la producción que muestra que los defectos de la superficie pueden aumentar y disminuir en relevancia después de un paso del proceso.

Basados en los análisis integrales de calidad, las correcciones deben realizarse en la etapa precisa donde son detectados. Esto no solo permite mejorar la eficiencia en la etapa de terminaciones -bajando costos- sino que brinda información de valor sobre los cambios de calidad en el desarrollo de los tipos de defectos y la variación de tiempos que estos implican.

Incremento significativo de costos por corrección tardía de defectos de superficie. Aumento exponencial a lo largo de la cadena de producción.

Sensores, software y automatización, fáciles de usar

Para inspeccionar una pieza con ZEISS ABIS II, el usuario solo debe seleccionarla en una pantalla táctil y poner en marcha la secuencia de testeo. Gracias a su alta velocidad de inspección y capacidad de evaluación, el reporte de resultados estará listo en tiempos mínimos.

En caso de necesitar programar una nueva secuencia, el operador cuenta con la asistencia permanente del software intuitivo ABIS-TeachIn. Los criterios de clasificación y los valores de umbral para una evaluación automática posterior, están siempre basadas en las especificaciones del cliente. Adicionalmente el sistema utiliza los nombres de defectos indicados por el usuario y aplica los estándares de las notas de auditorías internas del cliente. Los parámetros pueden ser flexibles y adaptarse a cada etapa de producción en cualquier momento.

 

Diseño virtual

Previo a la instalación del sistema, siempre se crea un prototipo virtual. Los programas de simulación ayudan a seleccionar los robots específicos y sus posiciones en relación a las partes a medir. La cantidad final de sensores y analizadores de datos del sistema, se define por el/los tamaños de las piezas (desde pequeñas partes de carrocería hasta cuerpos de vehículos completos) y del tiempo máximo de inspección por pieza (tiempo de ciclo). Los estudios de factibilidad proporcionan las bases para la configuración óptima para el cliente. Los sistemas de seguridad y construcción se diseñan de acuerdo sus requerimientos. El montaje puede quedar en sus manos, o puede solicitar un servicio integral llave en mano.

Operador ABIS

Opciones de configuración: desde sensores portables, pasando por sistemas offline, hasta unidades en linea completamente integrados. ZEISS ABIS II fue creado como un sistema flexible y escalable.

ZEISS ABISoptimizer:

es un sistema compacto de alta precisión desarrollado para aplicaciones inciales de procesos de manufactura. Gracias a su capacidad de alta movilidad permite rápidos cambios de locación para necesidades puntuales en las etapas del proceso.

ZEISS ABIS II Offline:

permite adquisición de datos y evaluación en puestos de testeo automatizados que acompañan el monitoreo de la producción

ZEISS ABIS II Inline:

un sistema totalmente automatizado de inspección que se integra en todas las etapas necesarias del ecosistema de manufactura, desde el taller de prensado, carrozado y las diferentes etapas de la línea, hasta su etapa de control final.

Más información: www.amsarg.com.ar

Ver también:

VENTAJAS DE LA MANUFACTURA ADITIVA PARA LA PRODUCCIÓN DE MOLDES DE INYECCIÓN

LA IMPRESIÓN 3D REVOLUCIONA LA EDUCACIÓN

Comentarios de Facebook