LA DIGITALIZACIÓN LE DA UN NUEVO IMPULSA A LA INDUSTRIA METALMECÁNICA

El Foro Económico Mundial predice que la cantidad de dispositivos conectados aumentará de 22.900 millones a 50.100 millones para 2020. En el ámbito de la industria metalmecánica, estos cambios indican la evolución de las necesidades de los clientes y la llegada de nuevos modelos de negocio digitales basados en datos.Por Oscar Garrido*

El sector de los fabricantes de maquinaria (OEMs), de hecho, puede beneficiarse de forma importante de las posibilidades que ofrece la digitalización, en términos de crecimiento empresarial. En este nuevo mundo digitalizado y cada vez más conectado, para seguir siendo competitivos, los fabricantes de maquinaria deben aprender a gestionar nuevos entornos y a desarrollar nuevas formar de mejorar el soporte al cliente, que le permitirán construir mejores relaciones con el usuario final.

Si bien tal cambio plantea retos, ello puede suponer una gran oportunidad para los OEMs, quienes están viendo un aumento de la demanda de máquinas “inteligentes”. A raíz de la aparición de nuevas soluciones software, una mayor conectividad en la nube y dispositivos más inteligentes, están irrumpiendo nuevos modelos de negocio basados en los datos, que permiten reducir el tiempo de comercialización, la seguridad y la innovación para producir máquinas más flexibles, eficientes y mejor conectadas.

Para poner tan sólo un ejemplo: los fabricantes de maquinaria pueden llegar a reducir el tiempo de las acciones correctivas hasta en un 50%, al combinar un mejor acceso a los datos, interfaces asequibles con smartphones y tablets, conectividad en la nube y herramientas de software bien diseñadas. Beneficios de la digitalización en cada fase El punto de partida en este camino es, para los OEMs, la fase de diseño y la ingeniería, en el que la digitalización permite acortar el ciclo de desarrollo de las máquinas, gracias a nuevas herramientas digitales permiten coordinar los diversos componentes de hardware y software de la máquina inteligente, acortando el tiempo de comercialización.

Además, las plantillas probadas y validadas permiten simplificar las tareas de diseño e ingeniería, mientras que el software proporciona un control de calidad más preciso a través de la simulación y modelos virtuales, lo que facilita la captura de numerosos requisitos y acelera la implementación de un proyecto de diseño.

En forma global, las capacidades automatizadas de ingeniería y simulación pueden reducir el tiempo de comercialización hasta en un 30%. Por otro lado, la digitalización ayuda al fabricante de maquinaria a simplificar la puesta en marcha de cada proyecto a través de soluciones de automatización, como

PacDrive, de Schneider Electric, que permiten el reconocimiento automático de dispositivos en un cuadro de distribución digitalizado, entre otros procesos que simplifican el proceso de que todas las máquinas se identifiquen entre sí. Una vez entregadas e integradas con el entorno IT, las máquinas inteligentes permiten tener una completa visión general de sus activos, lo que da a los OEMs la oportunidad de mejorar su propio rendimiento y ofrecer nuevos servicios a los clientes, es decir, ampliar su modelo de negocio.

Por ejemplo, realizando un seguimiento de sus máquinas en todo el mundo, supervisando los datos de rendimiento de forma remota, así como materiales y piezas, registros de localización y mantenimiento, historial de eventos y actividades, etc.; y su reparación, acelerándola gracias a servicios móviles y realidad aumentada. Al día de hoy incluso es posible guiar a distancia a los técnicos locales de los usuarios finales gracias a herramientas de realidad aumentada.

Esta posibilidad redunda en una reducción de los costos de asistencia, maximizando el tiempo productivo de las máquinas en las instalaciones, mejorando el rendimiento de los activos y la gestión de operaciones, y permitiendo un mantenimiento predictivo de los equipos. Las predicciones de fallos basadas en el seguimiento y el análisis también permiten que los fabricantes de máquinas ofrezcan un mejor servicio y minimicen el tiempo de parada de las máquinas, reduciendo por lo tanto los costos de mantenimiento.

Por ejemplo, EcoStruxure Augmented Operator Advisor utiliza aplicaciones de realidad aumentada para simplificar tal proceso en gran medida, recopilando información de múltiples fuentes y dispositivos y superponiéndola sobre el entorno del mundo real,

ofreciendo un diagnóstico instantáneo e instrucciones paso a paso para el operador de mantenimiento. Por su parte, soluciones como EcoStruxure Secure Connect Advisor, permiten una conexión remota y segura a los equipos que se encuentran fuera de la red de la fábrica, ahorrando gran cantidad de tiempo y gastos de viaje, y agilizando el tiempo de reacción ante una situación de crisis.

A la hora de implementar estas nuevas tecnologías, es importante considerar aquellas arquitecturas abiertas que permiten eliminar gran parte del costo y la incertidumbre que rodea a la integración de hardware y software, pudiéndose conectar a dispositivos de distintos fabricantes con los niveles adecuados de ciberseguridad. En todo este contexto, la conectividad y la automatización son aspectos completamente esenciales, pues permiten redefinir la manera en la que los fabricantes de maquinaria se relacionan con la información, la documentación y los productos, pudiendo asumir la velocidad necesaria en los entornos comerciales actuales, garantizando al OEM su tranquilidad y preparándolo para el futuro.

* OEM Director en Schneider Electric.

Más información: www.se.com/ar

Comentarios de Facebook