LA FAMILIA LENTAX SIGUE CRECIENDO

Continuando con su política de crecimiento, LENTAX ha incorporado un nuevo integrante a su familia de motorreductores ortogonales a engranajes: KL2.

Fabricado íntegramente en su moderna planta de Tigre, el modelo KL2 se suma a los ya conocidos KL3, KL4 y KL45, para incrementar la oferta en esta gama de motorreductores ortogonales a engranajes con alta confiabilidad y excelente rendimiento. Pueden llevar o no, según su uso, traba antirretorno. También se fabrican con eje hueco o macizo de salida o en su formato de reductor, con eje macizo a la entrada. Todas alternativas para completar un nuevo producto versátil y con múltiples utilizaciones.

Tal como los modelos que lo preceden, el KL2 tiene una amplia gama de relaciones de reducción posibles, y adaptables a una banda de potencias que permite su utilización en innumerables aplicaciones. Son equipos de alto rendimiento, silenciosos y de funcionamiento suaves, producto de un diseño propio de engranajes. Estos elementos están cementados y

templados y con flancos rectificados, lo que otorga una larga vida útil. Todos los piñones y engranajes de esta serie son construidos con aceros especiales los que, con el tratamiento superficial, permiten obtener un dentado con elevada dureza superficial y gran resistencia al desgaste en combinación con un núcleo dúctil de excelente tenacidad. Posteriormente, se rectifican los flancos de los dientes, logrando de este modo un dentado helicoidal con perfil corregido de elevada capacidad portante. Paralelamente, se realiza un control de evolvente de los dientes, el paso, el ángulo de hélice y la concentricidad de cada par de engranajes.

La concepción de modularidad aplicada al diseño de estas cajas, permite utilizar los pares de engranajes en diferentes tamaños de serie. Los cuerpos de esta serie son fabricados en fundición de hierro gris ampliamente dimensionados y provistos de nervios de refuerzo que aumentan su rigidez e indeformabilidad. Las carcasas son monocasco confiriéndole mayor rigidez y elevada precisión en el mecanizado, que se realiza en centros CNC de última generación.-

Estos motorreductores tienen un alto rendimiento (98.5% por cada etapa) lo que permite ahorro y eficiencia con un funcionamiento suave y de gran durabilidad. El modelo KL2 tiene un torque nominal de 1.600 Nm, lo que lo pone al tope en su tamaño dentro de las ofertas el mercado. En cuanto a la relación precio-beneficio, está en lo mas alto, en función de su costo y su performance.

Tal como el resto de la familia LENTAX, estos equipos tienen una garantía de 1 año contra todo defecto de material y/o fabricación, a partir de su fecha de entrega. Durante ese lapso, se repondrá o reparará sin cargo cualquier pieza que según nuestro criterio y nuestros análisis resulte con defectos responsabilidad de nuestra producción.

La línea KL, con sus versiones más grandes y ahora esta KL2, completa una paleta de productos que abarcan desde los pequeños equipos a sinfín y corona, para potencias menores hasta las grandes cajas reductoras con torque mayor a los 50000 Nm a engranajes.

Muchos años de trabajo en el mercado local e internacional respaldan cada uno de nuestros motorreductores. Al ser equipos 100% nacionales, podemos asegurar un corto plazo de entrega, provisión de repuestos en forma rápida y servicio de reparación en nuestro taller. Del mismo modo, ante cualquier necesidad de equipos especiales, tenemos la Oficina de Ingeniería para los diseños que nuestros clientes crean conveniente.

La industria nacional es uno de los principales motores de la economía del país y LENTAX, desde hace más de 60 años da fe de ello. Por eso seguimos apostando al crecimiento mas allá de las dificultades coyunturales. A través de todo ese tiempo, nuestra empresa fue protagonista del movimiento de nuestras fábricas y nuestro desarrollo.

Más información: www.lentax.com