LA IMPRESIÓN 3D IMPULSA LA PRODUCCIÓN EN MASA

“La industria automovilística está preparada para utilizar la última tecnología de impresión 3D”. Con esa visión trabaja en la actualidad la empresa alemana Volkswagen.

volkswagen

Se habla mucho y con justa razón acerca de la impresión 3D, por su facilidad de uso, practicidad y creatividad entre tantas otras características. En este sentido, quien quiera puede tener acceso a la creación de diferentes piezas utilizando la impresión 3D; ahora, si un particular puede concretar su diseño, ¿qué puede llegar a realizar una empresa como Volkswagen?

La empresa alemana utiliza el proceso HP Metal Jet, que simplifica y acelera la impresión 3D metálica. La ventaja es que la productividad es hasta 50 veces mejor que con otros métodos de impresión 3D, dependiendo del componente. De acuerdo a esto, se puede decir que por primera vez la impresión tridimensional está lista para la producción en masa en la industria automovilística.

Para concretar esta posibilidad, junto con el fabricante de impresoras HP y el fabricante de componentes GKN Powder Metallurgy, Volkswagen está impulsando el desarrollo de la tecnología para la producción en masa. Mart Goede, director de Planificación y Desarrollo de Tecnología de Volkswagen, explica: “La producción automovilística afronta grandes retos, ya que nuestros clientes esperan cada vez más opciones de personalización. Al mismo tiempo, crece la complejidad con la cantidad de nuevos modelos. Por esta razón, confiamos en tecnologías punteras para garantizar una producción fluida y rápida. La impresión 3D juega un papel especial­mente importante en la fabricación de piezas individuales”.

Producción en masa

Un vehículo Volkswagen se fabrica a partir de entre 6000 y 8000 piezas distintas. Sin embargo, los antiguos procesos de impresión 3D solo se pueden usar para la producción especial de piezas indi­viduales o prototipos. La tecnología de aditivos 3D Metal Jet de HP permite por primera vez la producción de un gran número de pie­zas usando la impresión 3D, sin tener que desarrollar y fabricar las herramientas correspondientes.

Esto reduce significativamente el tiempo requerido para producir las piezas. Como resultado, ahora el proceso también es interesante para la producción de grandes cantidades en un período corto de tiempo.

“Es por ello por lo que la nueva plataforma HP Metal Jet es un paso importante hacia el futuro para nosotros como fabricante, pero también para la industria entera. Queremos ayudar a dar forma a este desarrollo y así crear más valor añadido para nuestros clientes en el futuro”, señala Goede.

LOS EXPERTOS
AFIRMAN QUE POR PRIMERA VEZ LA
IMPRESIÓN
TRIDIMENSIONAL ESTÁ LISTA PARA LA PRODUCCIÓN EN MASA EN LA
INDUSTRIA
AUTOMOVILÍSTICA.

En colaboración con HP y GKN, Volkswagen está desarrollando la tecnología para que algunos elementos de diseño puedan ser impre­sos en pequeñas series, como primer paso. Este será el requisito: poder producir partes de diseño individualizadas como inscripcio­nes en el portón trasero, pomos del cambio de marchas especiales o llaves con inscripciones personalizadas para clientes sin que ello suponga una gran labor o un gran esfuerzo. El plan es poder ofrecer este tipo de individualización a los clientes lo antes posible.

3D

Cadena de procesos

El año que viene, GKN Powder Metallurgy tiene la intención de establecer una cadena de procesos orientada a la producción automo­vilística en colaboración con Volkswagen. Los primeros componentes (de diseño) pequeños se usarán para seguir desarrollando la tecnología, de modo que los primeros componentes estructurales para vehículos de producción en masa se puedan imprimir dentro de dos o tres años.

“A corto plazo, no es probable que una impresora 3D pueda produ­cir un vehículo completo, pero el número y el tamaño de las piezas salidas de una impresora 3D se va a incrementar de forma signifi­cativa”, apunta Goede.

“Nuestro objetivo -subraya- es integrar partes estructurales impresas en la siguiente generación de vehículos tan rápido como sea posible. A largo plazo, esperamos un incremento continuado en número de unidades, tamaños de piezas y requisitos técnicos; hasta partes del tamaño de una pelota de fútbol con más de 100.000 unidades al año”.
El nuevo proceso de impresión 3D usando la tecnología HP Metal Jet es un proceso aditivo en la que las piezas se producen capa por capa usando un material en polvo que se va aglomerando. Luego, el componente se “hornea” con un componente metálico en el llamado proceso de sinterización. Esto se distingue de los procesos previos, en los que el polvo se funde mediante un láser.

Stephen Nigro, presidente de Impresión 3D de HP Inc., afirma: “Mientras la industria automovilística atraviesa su era más transformadora desde que salieron los primeros coches de la línea de montaje, Volkswagen está impulsando una inno­vación sin precedentes”, y agrega: “Estamos orgullosos de colaborar con Volkswagen para identificar oportunidades para la producción basadas en la nueva plataforma de impresión 3D Metal Jet de HP. Juntos, estamos diseñando y probando soluciones para la personalización en masa y la creación de piezas funcionales con mayor rendimiento y bajo costo. Y como contribuyentes a la electrificación en arquitecturas de vehí­culos completamente nuevas, estamos emocionados de poder colaborar en futuras aplicaciones 3D, como la rebaja de peso de partes metalizadas totalmente funcionales y con seguridad certificada”.

Más información: www.volkswagenag.com

Ver tambien:

METROLOGÍA INTELIGENTE GRACIAS A OPTISCAN

 

Comentarios de Facebook