MÁXIMO RENDIMIENTO EN LA FABRICACIÓN DE IMPLANTES

La ingeniería médica es un interesante sector en crecimiento. FUCHS desarrolla fluidos de mecanizado de alto rendimiento para la fabricación de implantes y ha conseguido impresionar a un grupo de exigentes clientes con su poder de innovación.

El área de ingeniería médica está en alza. Esto se debe en gran medida a la esperanza de vida cada vez más larga de las personas, a que cada día hay más consciencia acerca de los problemas de salud y al rápido crecimiento de la población en los mercados emergentes; y todo ello estimula la demanda. Sin embargo, el reciente crecimiento de este sector no sería posible sin la tecnología de producción especializada que está disponible hoy en día.

La base del éxito: centrarse correctamente en la materia prima adecuada.

El mercado global de equipos médicos, instrumentos quirúrgicos y, en particular, implantes que mejoran notablemente la calidad de vida de los pacientes generó un beneficio cercano a los 221.000 millones de euros en 2012 y está creciendo a un ritmo estable del 7 % anual. Estados Unidos representan el mayor mercado y, con  beneficios alrededor de los 22.000 millones, Alemania ocupó el tercer puesto en el negocio a nivel mundial. La ingeniería médica es un sector del futuro, por lo que FUCHS SCHMIERSTOFFE lleva desarrollando productos innovadores y de alto rendimiento para él desde hace más de diez años.

Existen un gran número de requisitos para los fluidos de mecanizado en el sector de la ingeniería médica. Además de aceros inoxidables, en la fabricación de implantes cada vez se están utilizando más aleaciones de cobalto y titanio. Estos materiales son excelentes por su fuerza, pero es precisamente esta fuerza la que hace que los procesos de mecanizado empleados durante la producción, como el taladrado o el desbastado, sean más difíciles. Se necesita una ingeniería excelente que también se exige al fluido de mecanizado. Para ello, los especialistas de FUCHS desarrollan soluciones adaptadas específicamente al proceso o aplicación. «Traemos los requisitos altamente específicos de nuestros clientes a nuestro laboratorio», explica Frank Thomas, Director de la unidad de fluidos de mecanizado no miscibles en agua y de templado. «La calidad», añade la Dra. Christine Fuchs, Directora de I+D global, «es enormemente importante en este sentido». Además del rendimiento específico, FUCHS también realiza completos y detallados ensayos de la disponibilidad a largo plazo de las materias primas utilizadas, así como de su compatibilidad para las personas.

Tests citotoxicológicos

Los fabricantes de las prótesis de rodilla o cadera y de los implantes dentales siempre se aseguran de que sus productos no contengan ninguna sustancia y sean estériles antes de la implantación en el cuerpo humano. No obstante, una cantidad microscópica de residuo, por ejemplo de un fluido de mecanizado, puede dar lugar a complicaciones potenciales, incluso después de una limpieza extremadamente intensa. «Este es un sector muy sensible para el que hacemos un escaneo previo de nuestras materias primas y las sometemos a rigurosos procedimientos de prueba», enfatiza Frank Thomas. Por lo tanto, la influencia de todos los fluidos de mecanizado es testada intensivamente, incluyendo su influencia en el crecimiento celular. Entre los productos que han pasado el test está PLANTOCUT 10 SR, un fluido de mecanizado hecho de aceites de ésteres sintéticos a base de materias primas renovables que es compatible con la piel y rápidamente biodegradable. «Estos tests citotoxicológicos ofrecen a los fabricantes y usuarios el máximo grado de seguridad», asegura nuestro ingeniero químico. «Son un factor diferencial que nos ayuda a destacar en el mercado». Esto también se aplica al servicio, puesto que FUCHS ofrece un paquete completo: desde la consulta inicial y durante todo el proceso hasta las comprobaciones regulares en las instalaciones del cliente.

Intercambio mundial

El conocimiento especializado de estos fluidos de mecanizado no se limita a nuestros laboratorios solamente. De hecho, una gran red internacional de empleados, que FUCHS desea ampliar en los

próximos años, garantiza que los resultados de las nuevas actividades de investigación y la información sobre procesos tecnológicos innovadores llegue a las diferentes ubicaciones del Grupo en todo el mundo. «Tenemos una magnífica red global que nos aporta sinergias para la investigación y el desarrollo», resalta la Dra. Christine Fuchs. «Y somos capaces de garantizar nuestros elevados estándares de calidad en todo el mundo».

El ingeniero químico destaca que estas sinergias también se han estado filtrando desde otros sectores desde hace un tiempo. Por ejemplo, FUCHS reunió una valiosa experiencia en el campo del mecanizado de titanio para la industria aeroespacial que resultó ser de una enorme utilidad para los expertos que desarrollan fluidos de mecanizado para la ingeniería médica. La directora de I+D y su compañero están de acuerdo: «FUCHS está presente en muchos campos y todos nos beneficiamos de la completa experiencia total en la compañía». Los dos miembros del equipo pudieron transmitir su conocimiento específico a otros sectores: por ejemplo, a la industria del automóvil, que cada vez necesita más materiales fuertes y resistentes al calor debido a la tendencia a las estructuras ligeras y la reducción de las dimensiones.

El futuro está en el magnesio

Siempre que se aventuran a mirar hacia el futuro de la ingeniería médica, los investigadores y desarrolladores recurren rápidamente a las aleaciones de magnesio. Los tornillos y placas hechos de magnesio pueden ser completamente asumidos por el cuerpo humano. Es posible que en el futuro no sean necesarias las intervenciones quirúrgicas por huesos rotos. Es una tecnología del futuro con mucho potencial, por lo que FUCHS ya tiene productos adecuados en su catálogo que pueden hacer que la experiencia de los pacientes sea mucho menos estresante.

Más información: www.fuchs.com/ar

Comentarios de Facebook