Micromecanizado láser en femtosegundos

Esta tecnología permite enfrentarnos de una manera disruptiva a diferentes problemáticas.

Micromecanizado

Un láser de femtosegundo, o ‘láser frío’ es un láser de pulsaciones ultra cortas y gran precisión. La afectación térmica sobre el material es mínima, lo que aporta ausencia total de rebabas. El resultado es un grabado o micromecanizado limpio, con cantos muy vivos y con una calidad superficial muy elevada. Esta tecnología permite industrializar lo que previamente estaba limitado a laboratorio, ya que se pueden fabricar texturas funcionales en grandes superficies (hasta 600 x 400mm) y sobre formas 3D. Permite, incluso, acercarse sutilmente al mundo de la nanotecnología desde un punto de vista industrial.

En los procesos de mecanizado por láser se remueve material de forma muy controlada. En combinación con el posicionamiento y precisión mecánica que puede tener el mejor centro de mecanizado, se convierte en un proceso óptimo para grabados en molde, micromecanizados y texturizado, tanto funcional como de diseño. Convencionalmente, en el mundo industrial se ha utilizado el texturizado químico, o ácido, para la creación de texturas en molde. Texturas que el plástico inyectado replicará para obtenerlas en el producto final.

Por lo tanto se trata de una tecnología óptima para la fabricación de microcavidades de moldes, canales de microfluídrica, micromecanizados para punzones tanto en acero como en metal duro, etc. El hecho de ser un “láser frío” permite que se pueda trabajar sobre todo tipo de materiales: acero, metal duro, aluminio, plástico, vídrio, etc. lo que abre todo un rango de posibilidades en prototipos, por ejemplo.

El láser remueve material capa por capa y, al poder conseguir que cada capa remueva menos de 1 micra, se puede conseguir calidades elevadísimas en cualquier profundidad, dado que siempre se tendrán 3D completos de texturas incluso si sólo se quieren unas pocas centésimas de profundidad, lo que da un acabado de pieza muy singular y de una altísima calidad.

Se pueden crear texturas superhidrófobas, superhidrofílicas, anti congelantes, auto lubricantes, de fácil limpieza, antibacterianas, de difracción de luz, de reducción de fricción, etc.

Más información:
www.microrelleus.com