PARA UNA MOVILIDAD CONFIABLE, SEGURA E INTELIGENTE

Con los compensadores servoneumáticos de Festo, es posible mover grandes masas de forma sencilla con tan solo dos dedos. La pieza clave es la solución de accionamiento YHBP, detecta el peso extremadamente rápido y de forma automática, con una seguridad hasta el nivel de prestaciones d.

El sistema detecta el peso de la carga y ajusta automáticamente la fuerza de compensación, incluso cuando las masas se añaden o se retiran en suspensión, en los procesos de producción que son especialmente flexibles y con gran cantidad de variables.

Con la variante de seguridad de la solución de accionamiento, se alcanza el nivel de prestaciones d, mediante la supervisión en dos canales de la velocidad y la desconexión de la energía. Esto garantiza siempre la seguridad en caso de que algún componente sea defectuoso.

De igual modo, las caídas de tensión o de presión repentinas no provocan movimientos peligrosos. La solución de accionamiento servoneumática preconfeccionada consta de un cilindro neumático normalizado, un sistema de medición de recorrido, una unidad de válvula del compensador, una empuñadura de accionamiento neumático y un controlador para el control del compensador.

Para la puesta en funcionamiento y diagnosis, se preinstala en el controlador un software para el compensador con visualización web basada en navegador. De manera opcional para aplicaciones de seguridad, se incluye en el set una interfaz de sensor y un relé de seguridad con función de supervisión de la velocidad. Además, dispone de una simple configuración, ya que los usuarios solo deben seleccionar el nivel de prestaciones de seguridad requerido, b o d, y definir la carrera y el diámetro del cilindro de trabajo, a través del configurador YHBP.

Versátil y flexible

El sistema de accionamiento resulta versátil y flexible: es idóneo para el montaje y la instalación a posteriori en toda la cinemática de los compensadores habituales como, por ejemplo, en una columna elevadora o en una cinemática paralela, ya esté montada en vertical o colgada.

En la industria automovilística, los sistemas de compensador permiten mover y ajustar con precisión componentes pesados, por ejemplo, en el montaje de amortiguadores, motores, salpicaderos, neumáticos, parabrisas, puertas y asientos. También llevan a cabo la carga y el transporte de depósitos pesados, recipientes y mercancías en la industria alimentaria o en la electrónica.

En la industria del envasado, estos sistemas se centran en el transporte de rollos de papel y láminas y en la carga automatizada, así como en el seguimiento de palés. Aplicaciones similares se encuentran en la construcción general de máquinas e instalaciones, en la ingeniería de dispositivos y en la tecnología de electrodomésticos, calefacciones y sistemas de climatización.

Sus ventajas

• Detección de pesos extremadamente rápida y automática.

• Nivel de prestaciones d en la variante de seguridad.

• Puesta en funcionamiento y diagnosis sencillos.

• Detección de pesos extremadamente rápida y automática.

Aplicaciones

• Adecuado para todos los sistemas cinemáticos habituales en el mercado, como columnas de elevación y sistemas cinemáticos paralelos.

• Perfecto para las industrias automovilística, electrónica, alimentaria y de envasado y embalaje.

• Los sistemas de compensadores respaldan numerosas aplicaciones en el montaje final de la industria automovilística en las que es necesario mover masas pesadas. La industria automotriz utiliza sistemas compensadores con la solución de accionamiento YHBP para diferentes tareas: montaje de neumáticos. Desmontaje de puertas antes de pintarlas. Montaje de baterías en vehículos híbridos.

Más información: www.festo.com

Comentarios de Facebook