PROCESOS SEGUROS: LA CIENCIA DETRÁS DEL USO PERFECTO DEL AIRE COMPRIMIDO

Si desea contar con procesos fiables y aumentar la disponibilidad de sus máquinas, es necesario analizar, antes que nada, la calidad del sistema de alimentación de aire comprimido. Para que este sea el apropiado, no debe contener partículas, agua o aceite que dificulten el buen funcionamiento de los componentes y que consumen energía adicional.

Aire comprimido

El aire comprimido es en la actualidad una de las herramientas más utilizados en la industria. Son muchos los sectores en donde los caudalímetros de aire comprimido se han convertido en un elemento indispensable para el funcionamiento de las fábricas.

En la industria de alimentación y bebidas, por ejemplo, es preciso que el aire comprimido esté exento de aceite para un control exhaustivo de válvulas y actuadores en las plantas de llenado, envasado y embotellado de productos. Su uso es imprescindible para evitar la contaminación de los productos.

Aire comprimido en la industria alimentaria

En los talleres de chapa y pintura de automóviles, también resulta indispensable la presencia del aire comprimido. Cuanto mejor sea el compresor de aire utilizado, mayor será la eficacia y rapidez con la que se trabaje en el taller. Gracias a la pistola aerográfica se puede pintar con materiales pulverizables y el aire comprimido es el encargado de aplicar sobre la superficie de forma controlada después de mezclarse por conductos independientes. Los resultados son realmente espectaculares si contamos con materiales de alta calidad.

También en los talleres mecánicos el aire comprimido es un elemento habitual, sobre todo para la alimentación de herramientas neumáticas como clavadoras y remachadoras, atornilladores neumáticos, taladradoras neumáticas, etc., que son muy utilizadas en el sector.

Por eso, dada su participación en la industria, es importante conocer qué tipo de mantenimiento requieren, cuál es el indicado para cada trabajo y qué consecuencias y problemas podría traer para su negocio y producción su uso incorrecto.

Aire comprimido en la industria de herramientas

Problemas y consecuencias

Un metro cúbico de aire comprimido contiene millones de partículas de suciedad, considerables cantidades de agua y aceite, e incluso metales pesados como plomo, cadmio y mercurio. Si no se filtran, no se puede garantizar el buen funcionamiento a largo plazo de los componentes de la instalación.

Además, estas sustancias dañinas merman considerablemente la calidad del producto. Por lo tanto, la correcta preparación de aire comprimido es imprescindible para evitar fallos y reducir los tiempos de paralización de máquinas y equipos, así como para garantizar la seguridad de los procesos y del producto.

Una preparación deficiente del aire comprimido provoca los siguientes problemas:

  • Desgaste prematuro de juntas.
  • Depósitos de aceite en las válvulas de la parte de control.
  • Ensuciamiento de silenciadores.

Posibles consecuencias para el usuario y las máquinas:

  • Menor disponibilidad de las máquinas.
  • Mayores costos energéticos debido a fugas.
  • Trabajo de mantenimiento y reparación más frecuente.
  • Menor duración de componentes y sistemas.

Preparación del aire comprimido

Parámetros normativos

La norma ISO 8573 incluye un conjunto de normas internacionales sobre la pureza del aire comprimido. En ellas se define la pureza del aire comprimido según clases, determinando el contenido máximo admisible de partículas sólidas, agua y aceite.

Esta norma es vinculante desde 2010 para las soluciones de automatización con neumática. Por este motivo, es importante verificar diversos parámetros para disponer de un sistema de preparación de aire comprimido de conformidad con la norma y, además, energéticamente eficiente.

En un primer término deberán solucionarse los siguientes temas:

¿Qué grado de pureza debe tener el aire comprimido utilizado en una aplicación determinada?

¿Qué grado de pureza del aire comprimido exigen las unidades consumidoras como, por ejemplo, válvulas y cilindros?

¿Qué calidad de aire comprimido es capaz de suministrar el compresor?

Tabla I. La norma ISO 8573-1:2010 detalla la muestra de la clasificación de la pureza, considerando partículas, agua y aceite.

Clases de pureza

En numerosos sectores se exige aire comprimido de máxima pureza (ver Tabla I). Como fue mencionado anteriormente, en la industria alimentaria, de envasado y embalaje se le concede prioridad a la seguridad y calidad de los alimentos, en las secciones de aplicación de pintura se exige aire comprimido exento de sustancias que interfieran en la impregnación de la pintura. Por esa razón, para ese tipo de trabajos se requieren unidades de mantenimiento y filtros especiales que garanticen un funcionamiento óptimo. Veamos algunos casos.

Para que los sistemas ópticos de medición de recorridos, utilizados, por ejemplo, en fresadoras o máquinas herramienta, tengan una larga duración, es necesario que el aire de barrido cumpla las siguientes condiciones según ISO 8573-1:2010:

Partículas = Clase 1

Agua = Clase 4

Aceite = Clase 1

Aire comprimido en la industria automotriz

En caso de establecer contacto directo con alimentos secos, por ejemplo, el aire comprimido se utiliza para transportar, mezclar o, en términos generales, para producir alimentos. Por lo tanto, establece contacto con los alimentos. Sin embargo, en ese caso se aplican exigencias más estrictas, ya que la humedad del aire desempeña un papel importante. En consecuencia, en este caso específico es recomendable utilizar la siguiente clasificación de la pureza del aire comprimido según ISO 8573-1:2010:

Partículas = Clase 1

Agua = Clase 2

Aceite = Clase 1

Estos son algunos ejemplos de lo que el aire comprimido puede aportar en diversas industrias. Su uso asume un rol protagónico en otros sectores, inclusive en nuestra vida cotidiana, ya que su utilidad, su limpieza y sus óptimos resultados lo convierten en un elemento “apreciado” por profesionales y particulares.

Más información: www.festo.com.ar

Ver también:

LAS MÁQUINAS PUEDEN RESPIRAR MEJOR

PROCESOS SEGUROS: LA CIENCIA DETRÁS DEL USO PERFECTO DEL AIRE COMPRIMIDO

Comentarios de Facebook