SEMAPI ARGENTINA CUMPLE 40 AÑOS

¿Cómo surge SEMAPI Argentina? Después de 10 años de aplicar técnicas de Mantenimiento predictivo en una planta de fertilizantes localizada en Campana, uno de los fundadores, Ing. Rodolfo Cantero, notó que su tarea se transformaba en administrativa cada vez más lejos del diagnóstico, que era su especialidad.

Si bien el equipamiento disponible en la década del 70 era muy básico, resultaba de mucha utilidad para la organización de la gestión de Mantenimiento.

Históricamente ante cualquier falla, siempre el personal afectado a las tareas de mantenimiento, era el culpable de todos los males, porque siempre se desconocía el origen de las mismas. Además las fallas imprevistas en procesos continuos, arruinaba la calidad de vida de los afectados.

El manejo de las técnicas de Mantenimiento Predictivo, no solamente mejoraba la gestión de Mantenimiento sino que generaba una mejora muy grande en la calidad de los trabajos y motivaciones del personal involucrado. El estar en mantenimiento pasa a ser un orgullo.

¿Qué hechos, oportunidades, experiencias, etc. motivaron emprender este camino?

A fines de la década del 70, se contacta con una firma en Dinamarca que había producido un gran salto tecnológico en los sensores de vibraciones: acelerómetros de gran respuesta en frecuencias, 20 veces más de los utilizados hasta entonces.

Esto indicaba un enorme crecimiento de la técnica, ya que se podía llegar al diagnóstico con mucha anticipación a la falla y ver problemas que antes no se veían.

Era evidente que este salto tecnológico potenciaría la técnica y se visualizaba la necesidad de enfocarse de lleno en ella.

Fue entonces que se decidió fundar SEMAPI con el aporte de los fundadores Luis De Marziani y Elliot Turchetti.

¿Qué actividad desarrollaban en sus comienzos? ¿Cómo y dónde nace el proyecto? (Ubicación física, infraestructura inicial, personas, etc.)

Cuéntenos por favor el primer proyecto importante que haya marcado un antes y un después en la historia de la compañía.

Las actividades iniciales fueron en la planta de Escobar de Hughes Tool Company. Allí se realizaban análisis de vibraciones y balanceos en los tornos de control numérico dedicados a la fabricación de trépanos para la industria petrolera.

También comenzaron a surgir trabajos en las plantas papeleras de Zárate: Celulosa Argentina y Witcel, y en la flota de barcos de ultramar de la empresa ESSO.

A finales del primer año de actividad, comienza el servicio en toda la refinería ESSO de Campana, que se mantiene por 17 años. Esto da el gran empuje inicial.

Paulatinamente se fue extendiendo la actividad a todo el país.

¿Cuáles fueron los desafíos que debió afrontar en ese momento?

El equipamiento que importábamos de Dinamarca, era excelente, pero extremadamente caro.

Este problema nos limitaba en el crecimiento, ya que no se adecuaba a un precio del servicio sustentable en Argentina.

Esto nos obligó a tomar una importante decisión: producir nuestros propios equipos, pero con la condición que la medición debería ser compatible con los equipos importados. Para cumplir con esto, importamos un banco de prueba de Dinamarca, que está en uso actualmente y es el mismo modelo que utiliza el INTI para certificar los equipos de vibraciones de Argentina.

Posteriormente, nuestros equipos  comenzaron a comercializarse en Argentina y a partir del 2004 se iniciaron las ventas internacionales.

¿Cómo definiría a la compañía que es SEMAPI Argentina hoy?  Por favor cuéntenos resumidamente su mirada sobre la evolución del hardware, software y los servicios para el mantenimiento predictivo.

Hoy definiría a SEMAPI como un equipo entusiasta de personas tratando de hacer las cosas cada día mejor y sembrando en el mundo su tecnología como marca de calidad en permanente evolución.

El objetivo de siempre ha sido apuntar al largo plazo, por eso hoy se pueden festejar los 40 años en una posición sólida.

Con 34 años de desarrollo de nuestro equipamiento, realimentado por las necesidades cada vez más exigentes de nuestros técnicos de servicios y distribuidores, con calidad certificada desde el año 2003, bajo norma ISO 9001 actualizada a 2015, hemos logrado con desarrollos propios, competir a nivel internacional de igual a igual con los mejores productos.

De esta forma, logramos estar presente en toda Latinoamérica, USA, España, China e India. Nuestros equipos cuentan con los siguientes idiomas: español, inglés, portugués y chino.

En cuanto a los servicios, nuestra eficiencia apunta no solamente a detectar temprano las fallas para que se puedan organizar las reparaciones, si no también aumentar la vida útil de los equipos observando la eficiencia de la película lubricante.

¿Cuáles son las principales tendencias que visualiza para los próximos años? En ese marco ¿cuál es la situación local respecto a estos avances tecnológicos? ¿Cómo puede SEMAPI colaborar en este proceso?

La permanente evolución tecnológica, nos obliga a reforzar cada vez más el área de desarrollo.

La tendencia es a ir a mediciones cada vez con menos error humano: INDUSTRIA 4.0.

Nuestros equipamientos han evolucionado en ese sentido ya sea con identificación de los equipos con TAG digital para evitar el error en las mediciones, como en diagnóstico inteligente.

Nuestra próxima meta es lograr la inteligencia artificial sobre la cual estamos trabajando desde hace varios meses.

¿Qué papel juegan las alianzas con partners globales en la estrategia de SEMAPI?

Los partners a nivel global son nuestros distribuidores que van aportando ideas para ir mejorando la prestación de nuestro equipamiento. Anualmente  se los reúne en Buenos Aires para actualizarlos en los avances y plantear cuáles son las necesidades de los mercados locales

A modo de conclusión, ¿cuáles son los valores diferenciales que ofrece SEMAPI al mercado, que se han sostenido de sus comienzos y han reforzado a lo largo de estos 40 años?

Tanto en los servicios como el equipamiento nos esforzamos en la mejora continua.

Como en el  origen la empresa nació y creció haciendo servicios, esa es nuestra marca registrada: la atención de excelencia al cliente.

Más información  www.semapi.com